Tarot angelical ¿Es diferente al tradicional?

¿Cuál es la diferencia entre las cartas de tarot angelical y las barajas tradicionales de tarot?

   Trabajar con cartas del tarot requiere una gran cantidad de experiencia antes de que alguien pueda interpretarlas con precisión. Aunque hay algunas barajas de tarot que son relativamente fáciles de leer, las cartas del tarot en general son más complejas que las cartas de ángel y requieren una buena cantidad de tiempo para comprenderlas e interpretarlas. En pocas palabras, las cartas del tarot angelical son mensajes detallados en palabras que se pueden utilizar en una lectura general, mientras que las cartas de tarot ofrecen detalles en profundidad sobre la situación particular de cada uno y requieren interpretación y reconocimiento del significado de las cartas.

Tarot angelical ¿Es diferente al tradicional?

 

   Esto no quiere decir que el tarot angelical es tan fácil que cualquiera puede leerlo ni mucho menos, nos hemos referido de entrada al aspecto técnico del asunto. Es un tarot de 78 cartas en las que se encuentra un grupo de serafines, querubines, tronos, dominaciones, virtudes, potestades, principados, mensajeros, arcángeles y ángeles y persigue la conexión y guía de energías superiores, evidentemente quien lee el tarot angelical deberá conocer del tema de la conexión con nuestros ángeles protectores para poder sacar el máximo provecho a la baraja y ser más efectiva la lectura.

    Al igual que en el tarot tradicional, para la lectura del tarot angelical se recomienda tomar unos minutos previos antes de la sesión y tratar de relajarse y conectarse con la energía, en este caso de los ángeles. No se puede leer el tarot como un truco de magia: “Toma una carta, dale vuelta, significa tal o cual cosa”, para nada podría funcionar de esa forma y el tarot angelical requiere mucha concentración y una sólida conexión espiritual.

    Es importante recordar que no es necesario tener una experiencia con ángeles o mirarlos, tener contacto, siempre están a nuestro alrededor, da igual si la persona cree o no, están ahí, como los espíritus protectores que son.

    Cuando nos acercamos  por primera vez a las lecturas psíquicas al principio podemos confundirnos, y es muy comprensible. Por ejemplo, aunque hay similitudes entre las lecturas de la carta del tarot y las lecturas de las cartas de los ángeles, también hay claras diferencias.

Diferencias

Tanto las lecturas de las cartas de los ángeles como las de las cartas de tarot nos ayudan a explorar las respuestas dentro de nosotros mismos, pero las cartas del tarot son mucho más estructuradas que las cartas del tarot angelical y más a menudo siguen una fórmula específica. La lectura de una baraja de tarot angelical, por otro lado, a menudo se considera de forma libre, con frases con imágenes que lo acompañan o frases independientes. Una lectura de tarot de ángeles puede incluso ser una lectura que involucra solo imágenes.

Comprensión de las cartas del tarot angelical y cómo usarlas efectivamente

Como su nombre lo indica, las cartas del tarot angelical están compuestas de frases inspiradoras y palabras que proporcionan un significado integral que se cree que son mensajes de los “ángeles”. Estos mensajes tienen como objetivo inspirar, sanar, guiar y confortar a una persona que está pasando por un momento difícil. . Aprender a leer las cartas de los ángeles puede ser un poco menos intimidante que estudiar las cartas del tarot, ya que no requieren un entrenamiento especial para la interpretación. Las palabras de orientación de las tarjetas de los ángeles no solo se aplican a cualquier grupo de edad, sino que son edificantes y positivas a la vez que agitan nuestras emociones.

Cuando nos preparamos para usar cartas del tarot angelical, leer las cartas requiere que hagamos simplemente una pregunta antes de elegir una carta al azar. Si creemos y sentimos que la respuesta de la carta nos habla, entonces se cree que la carta y el mensaje están destinados directamente a nosotros. Podemos comprar cartas de tarot angelical de librerías, tiendas de cristales y amuletos o elementos esotéricos e incluso en línea, pero antes de pedir una baraja de tarot de cualquier tipo, debemos prestar especial atención a la imagen de la portada y notar si sentimos una conexión personal con ella. Esto arrojará luz sobre el carácter general de la baraja y revelará la conexión general del paquete con nosotros.

     ¿Como iniciar la lectura del tarot angelical?

Desde Tarot web el mejor consejo que le podemos dar a nuestros lectores es iniciarse con la tirada de 3 cartas: Pasado, presente y futuro. Siguiendo la lectura para la conocida tirada, tendremos una primera carta que nos habla del pasado y nos llama a reconocer esos elementos, acciones o experiencias que nos han conducido a donde estamos ahora, los problemas o alegrías, triunfos o fracasos actuales, normalmente pueden explicarse en cuanto a su punto de partida con esta carta.

La segunda carta habla del presente y no debe ser subestimada, en el momento actual en tu vida pueden estar influyendo fuerzas que no te imaginas, incluso podrían estar ocultándote cosas o estar por llegar una gran sorpresa que, sea positiva o negativa, requerirá que te prepares para ello, para todo esto es muy útil la segunda carta de la tirada, la del presente, aunque también se relaciona con la primera carta, desde el punto de vista de ofrecerte una visión de como esa imagen del pasado que viste en la primera carta ha impactado en tu vida actual.

Por último, esta la tercera carta o carta del futuro, es muy importante aclararle al consultante que la tercera carta no es 100% definitoria y que lo que muestra, es el camino al cual le conducen sus acciones actuales y los giros de la vida, pero que cambiando sus acciones, tomando decisiones a tiempo, siempre puede cambiar en parte este futuro, a veces esta carta es un llamado de atención, para tomar acciones ya y evitar que posteriormente ocurran algunas cosas que no querrás en tu vida. 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*