Tarología y Taromancia

Tarologia y Taromancia

   Las dos ramas que ocupan al tarot y que mayormente se usan para todo tipo de consultas son la Tarología y la Taromancia. Si bien tienen sus claras diferencias entre las mismas, ambas siguen trabajando con la esencia de canalizar la energía a través de las cartas, aunque una trabaja con aspectos más técnicos que la otra.

Tarología y Taromancia

Tarologia y Taromancia

   La Tarología viene a ser el estudio físico, visual de las imágenes, símbolos y distintas interpretaciones existentes para las barajas. Su basamento es racional, al analizar los arcanos, lo hace desde las características implícitas que se entiende quedan de manifiesto en cartas como El Juez, El  Loco o Los Enamorados. Es decir, es un  análisis casi directo de lo que aparece en las cartas.

    Los parámetros de las cartas en el tarot son relativamente claros y sus posibilidades de interpretación, si bien no son limitadas a X cantidad o tipo de interpretación, siempre tienen cierta base sobre la cual se lee o interpreta.

 

    La Taromancia, por otro lado, tiene un carácter un poco más espiritual, nos recuerda que el tarot no solo trata de abarcar lecturas adivinatorias, sino que trata de que nos involucremos en una conexión a través de la meditación y se centra en crecer, en el auto conocimiento, en sobrepasar las barreras y al utilizar el tarot como un oráculo, conectarnos de manera casi directa con nuestra vida pero también con la energía.

     Este método incluye, por supuesto, las tiradas de las cartas de tarot y ha despertado interés en investigadores o psicoterapeutas, ya que se convierte en un elemento complejo para analizar la situación de alguna persona, el análisis de circunstancias variadas y utiliza o se basa en elementos más profundas que la lectura física de las cartas. Así mismo, está dirigida a mejorar o equilibrar la situación de una persona. 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*