Factores que influyen en la precisión de la lectura del tarot

¿Realmente son siempre precisas las lecturas del tarot?
En realidad las cartas nunca están mal. Esa es la realidad, donde la precisión se cuestiona es cómo el lector interpreta las cartas e incluso y de que manera entrega el mensaje. Pero incluso antes de eso, incluso antes de que las cartas estén distribuidas, hay mucho que considerar.

Factores que influyen en la precisión de la lectura del tarot

Existen varios factores que podrían inclinar o alterar la precisión en la lectura del tarot, conozcamos un poco de cada uno de estos elementos:

La pregunta

Para obtener una lectura precisa del tarot, debes hacer una pregunta precisa. Mucha gente hará una pregunta en función de lo que desea que ocurra, en lugar de lo que realmente está sucediendo.

Por ejemplo, el cliente acaba de conocer una nueva compañera de trabajo, al salir tomaron un café o una cerveza y ella le agradeció explicarle los tips más importantes en la compañía. El cliente asegura a la hora de la consulta que ella le miró con picardía y que sus ojos brillaron al despedirse. Entonces, él quiere una consulta que se adapte o siga un camino imaginario que se ha trazado, y el tarot no funciona así.

Solución: la pregunta debe ser precisa y honesta para obtener una respuesta precisa y honesta.

El futuro incognoscible

Una lectura del tarot es una instantánea de las energías, influencias, emociones, circunstancias y eventos. Justo en ese momento. Y esas cosas nunca son inamovibles. Agregue a la mezcla la sinergia entre el lector y las cartas, la energía entre el lector y el cliente y usted tiene una potente sopa de influencias de la cual el lector tiene que extraer de algún modo información útil y válida. Es por eso que dos lectores nunca interpretarán las mismas cartas de la misma manera. Pero eso no quiere decir que ambos estén equivocados.

La gente toma nuevas decisiones; cambian sus mentes, sus hábitos y su comportamiento. Entonces, lo que fue preciso hace seis semanas, no será preciso hoy. Sin embargo, las cartas nunca están mal, por lo que habrá un hilo que tal vez el lector se perdió, o un evento predicho que ocurre de una manera inesperada.

Solución: el lector debe enfatizar la naturaleza temporal de la lectura y recordarle al cliente que tiene libre albedrío para cambiar los resultados.

La situación actual

Los clientes a menudo pasan por alto la parte más importante de la lectura, y eso es lo que las cartas les dicen ahora. Justo en este momento. No importa lo que va a suceder, solo en el presente pueden hacer cambios que afectarán el futuro.

Solución: recuerde al cliente que el presente es mucho más valioso de lo que espera (o teme) de una posibilidad futura.

Las cartas te dicen lo que necesitas saber

Muchas veces, el cliente una pregunta pero parece que las tarjetas quieren responder una diferente. Por más que lo intente, ocasionalmente no puedo conectar la baraja con lo que el cliente quiere saber. En esos casos, el tarot les dice lo que necesitan entender, en lugar de lo que quieren saber.

A veces una persona no para de hacer preguntas sobre su vida amorosa y la baraja no deja de señalar el hogar, la familia e incluso sus hijos, por más que la persona en el momento no lo entienda, el tarot le está mostrando algo que, si lo entiende y atiende, seguramente sabría que es una prioridad en su vida para el momento. En esos casos debe pedírsele al cliente que llame a casa o hable con sus hijos  con calma pues algo está pasando. 

Solución: esté abierto a todas las posibilidades. Confíe en las cartas para decirle lo que realmente necesita saber.

Lector psíquico (o no)

Hay tres tipos de lectores de tarot. El primer tipo, son lectores que tienen habilidades psíquicas bien desarrolladas y simplemente usan las cartas como punto de partida para sus lecturas. Es maravillosa la manera en que parecen conectarse de inmediato con la baraja y con la energía en la lectura.

El segundo grupo son los lectores que estudian las cartas y aprenden sus significados tradicionales. Sus lecturas no son necesariamente inexactas, pero pueden ser de madera, a veces algo mecánicos. Recitan sus interpretaciones como si las hubieran aprendido de memoria. Que es exactamente lo que han hecho. Les resulta difícil contar la historia en la lectura. Cada carta se interpreta por separado en lugar de combinarse. Estos lectores a menudo abandonan el tarot porque no se sienten identificados con todo ello.

El tercer grupo son aquellos que mezclan los significados estándar con su propia intuición. Incluyen las propias experiencias incluso en las lecturas, la mayor parte de los lectores están en este rango, que puede considerarse medio. 

Solución: explique al cliente exactamente qué tipo de lector es y qué puede esperar de su lectura. No cometa el error/fraude de venderse como “todo en uno” y ofrecer incluso comunicarse con seres del más allá si sabe que nunca ha hecho tal cosa.

El sesgo personal del lector

Nadie debe dudarlo, que el ego nos nuble en esto, todos tenemos ese sesgo, esa visión subjetiva de ciertos temas que en alguna ocasión pueden influir en la lectura. Es uno de los elementos más difíciles porque el primer reflejo es negarlo, todos queremos decir que somos objetivos e imparciales.

Solución: No existe una solución como tal, pero el mejor consejo es tratar de anular al máximo el sesgo que tengamos en ciertos temas y sobre todo, tratar de reconocer cuando ello ocurre. 

La pregunta más importante

El primer y más común error en este elemento es guiarse por el cliente en cuanto a la pregunta más importante en la consulta. Este error conduce al elemento anterior, terminamos direccionando toda la lectura. Al tarot nunca le debemos preguntar si José y María estarán juntos o serán felices, al tarot no se le pregunta si algún día en tu vida tendrás 1 millón de euros y un Ferrari, al tarot le pedimos guía sobre la mejor opción a tomar en determinado momento, siempre es sobre actuar en el presente para hacer mejor tu futuro, a menos que ya tengas ahorrados 999.999 euros, preguntar por un millón es absurdo.

Solución: Ser realistas sobre la situación presente del cliente y plantear preguntas sobre un rango de acción o hechos ligados a ese presente. 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*