El Ojo de Horus y la Rueda de Hecate

En los rituales esotéricos existen símbolos que son tan antiguos que su origen está miles de años antes de las religiones que actualmente dominan el mundo. Estos símbolos son considerados algunos como llaves, otros como potenciadores de ciertas facultades y algunos incluso como conexión directa con entes o espacios en otras dimensiones. Existe un gran número de estos símbolos, pero hoy trataremos con dos de los más conocidos (y a veces temidos): El Ojo de Horus y la Rueda de Hecate.

El Ojo de Horus y la Rueda de Hecate

Ojo de Horus

El ojo de Horus es un antiguo símbolo egipcio que a menudo se usa para la protección. Muchos creen que el Ojo de Horus tiene poderes curativos y protectores, así como la capacidad de alejar a los espíritus malignos. Debido a esto, el ojo de Horus se usa a menudo para decorar amuletos protectores y otros elementos.

El Ojo de Horus también es usado como elemento central, bien en el centro de una mesa o en una pared principal, en los sitios donde se hacen importantes rituales de iniciación. 

Rueda de Hecate

El símbolo de la rueda de Hecate se usa para representar los tres aspectos de la diosa: la doncella, la madre y la anciana. Hecate es una diosa de la religión y mitología griega asociada con los cruces de caminos, las entradas, la luna, la brujería, la magia, las hierbas, la nigromancia y la hechicería.

La rueda se usa para simbolizar el poder del conocimiento y la vida y es un símbolo popular en las tradiciones feministas.

Se dice que la Rueda de Hecate es también un símbolo que representa el poder de abrir puertas de comunicación con la dimensión donde residen los espíritus pero en los rituales tradicionales Wicca, donde se le utiliza mucho, se persigue conectarse con la energía positiva y es usado también como protección. 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*