Conjuro con pétalos de rosa para el amor

     Esta receta esotérica es una de mis favoritas. Conjuga dos elementos muy románticos, en la literatura, en las anécdotas, en las leyendas, podemos encontrar el té y las rosas presentes en la vida de los amantes. En este caso, se trata de preparar un conjuro con pétalos de rosa que resultará en un provocativo té que hará que tu media naranja caiga a tus pies.

Conjuro con pétalos de rosa para el amor

     Es sabido que la rosa blanca representa pureza y la roja pasión, de antemano sabremos entonces que los pétalos de rosas rojas serán los que necesitaremos para esta receta esotérica de amor.

     Hay que prestar especial atención a las especies de rosas, existen muchas distintas y para esta preparación es muy recomendable las especies damascena y  gallica, ya que son menos amargas que las de otras especies.

     Una recomendación extra: Si no conoces de especies de rosa, es recomendable que las compres en alguna tienda especializada o las encargues en alguna tienda naturista, quienes podrán comprar justo las que convienen a este conjuro.

     El té puede prepararse de manera natural con solo hervir los pétalos por 3 o 4 minutos y agregar una cucharada de miel, pero si quieres preparar con este conjuro, estos son los pasos:

 – Debes colocar un recipiente con 2 tazas de agua en el fuego, a 20 centímetros de este recipiente colocas una vela blanca y encenderla, a continuación, colocas con tus manos, esparciéndolos, los pétalos de rosa alrededor de la vela, mientras repites:

” Por la fuerza de este conjuro, deseo que (aquí su nombre) quede atado a mí, me ame y me piense de día y noche y no se aleje nunca de mí. Así lo decreto”.

    Se repite el conjuro 3 veces y luego arrojamos los pétalos al agua. En cuanto esté listo (no antes) apagamos la vela, tomamos 3 pétalos del agua y junto a la vela la envolvemos y guardamos en un pañuelo de seda blanco. Luego debe servirse el té con una cucharada de miel y dar de tomar a la persona amada. Si aquel cuyo corazón quiere atarse, no está en el recinto, puede calentarse un poco el té cuando esté presente (se recomienda repetir el conjuro antes de entregarle la taza).

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*