3 remedios caseros para el dolor de muela

    El dolor de muela es una de las molestias más comunes para todas las personas. Sin excepción, bien sea por causas naturales o no, todos terminamos sufriendo algunas veces de este doloroso mal. Si ha sido tu caso, seguramente conoces que aparte del dolor hay otros síntomas que le acompañan ocasionalmente, como fiebre y/o dolor de cabeza, hinchazón en las encías, sensación de latidos en la muela o dientes cercanos (muy molesto) y otros. Pero no tienes que aplicarte uno tras otro analgésico disfrazando el dolor mientras llega el momento de la consulta, te recomendamos probar con estos tres efectivos remedios caseros para el dolor de muela.

3 remedios caseros para el dolor de muela

Jugo de Lima: Es uno de los remedios que sorprende por mezclar sencillez con efectividad, para usarlo se recomiendan dos maneras; puedes morder un trozo de lima durante un par de minutos, con la muela afectada, el jugo saldrá y hará su efecto o, si es muy molesto por el dolor mismo, aplicar un algodón mojado previamente en jugo de lima, lo colocas sobre la muela y esperas a que haga efecto.

Sal marina y Agua: Es el primer remedio que utilizan las abuelitas, sencillamente porque son ingredientes que siempre se tienen a la mano. Basta con tomar una cucharada pequeña de sal en un vaso de agua, mezclar bien y a continuación, llevar a tu boca grandes tragos, hacer buches durante 25 segundos y escupir. Este proceso se repite unas 10 veces y ya sentirás la notable mejoría. Entre los remedios caseros para el dolor de muela, el Agua junto a la sal marina es el número 01.

Pepino: Es uno de los remedios menos conocidos pero también es muy efectivo y se puede aplicar tanto una rodaja de pepino, directo sobre la muela, mordiendo durante algunos minutos o, si es muy incómodo por la sensibilidad y molestia, hacer una mezcla de pepino con sal, triturar mucho hasta que quede como una pasta, tratar de que no esté muy frío y aplicar sobre la muela adolorida dejando actuar por 10 minutos y adiós dolor. 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*